Es necesario contar con una identidad gráfica. La imagen plasmada en cualquier tipo de medio es lo que, a fin de cuentas, vamos a relacionar e identificar con la empresa. Debemos ser meticulosos a la hora de definir la fisonomía gráfica de cualquier ente que quiera mejorar su posicionamiento, en base a la mejora de su identidad visual. La identidad gráfica debería ser un objeto único, legible, reconocible, memorable, funcional y que cause impacto visual en nuestros potenciales clientes.

No es suficiente pues, una buena comunicación y un buen producto o servicio sino una imagen gráfica de marca que permanezca de manera duradera en la mente de los potenciales consumidores. Una representación escrita, impresa, plasmación del proceso de diseño de una imagen visual corporativa a través de medios tangibles que lleguen directamente al potencial consumidor. La elección de los medios adecuados para la representación gráfica de nuestros trabajos, mediante la paleta adecuada de colores, el tamaño preciso y proporcionado, las tipografías idóneas, materiales duraderos y soportes ajustados a cada tipo de proyecto, etc..., van a concretar una diferenciación visual que marque distancias con respecto al resto de competidores.

Parte fundamental del proceso de creación de la identidad corporativa y elemento ineludible a la hora de diseñar una imagen visible de cabecera, es el Logo de la firma. Es el máximo representante gráfico de la marca de cualquier empresa o institución, el estandarte reconocible por todos y que nos diferencie respecto al resto. No hace falta insistir más en que un diseño adecuado del logo va a constituir un primer paso insalvable para la consecución del éxito.

Un segundo paso que va a plasmar expresamente, además del logo, el resto de elementos de la imagen visual corporativa, sería la línea gráfica impresa, brochure o papelería corporativa. Ésta sería la parte del diseño gráfico que se identifica habitualmente con la publicidad impresa. Nuestros diseños se van a imprimir en los medios y las cantidades adecuadas a cada proyecto, firma o institución. Tarjetas de visita, Flyers de promoción, facturas, diseño de folletos o dípticos, diseño de catálogos y resto de papelería corporativa, stands corporativos, cartelería y stickers, cartas menú, roll ups, flotas de vehículos, uniformes del staff, etiquetas,...

Las diferentes aplicaciones y opciones gráficas y cromáticas utilizadas por la firma, contribuyen mucho al futuro posicionamiento de la misma. El diseño de la imagen visual corporativa y su plasmación en medios gráficos es tanto o más importante que el producto o servicio en si.

Por Tango Estudio. Síguenos en Google+