DISEÑO GRÁFICO EN MÁLAGA

Málaga, Ciudad de los Museos en 2015.

La diversidad y heterogeneidad de la población, tanto permanente como estacional, de la provincia  de Málaga y principalmente de su capital y costa más próximas, convierten la relación entre valores tradicionales y modernos, estructurales y coyunturales, culturales y económicos, en una de naturaleza compleja pero que ofrece multitud de atractivos enfoques. La idiosincrasia andaluza que acoge la multiculturalidad sin esfuerzo, un sin par entorno natural y una climatología benévola, hacen que el crecimiento de la provincia y por ende de su capital sean una realidad indiscutible. La evolución de Málaga en la última década se refleja no sólo en una más pronta recuperación económica en términos comparativos, sino en crecimiento de aspectos no meramente cuantitativos y/o productivos, como puede ser la consideración de la Málaga como objetivo del interés cultural dentro del panorama europeo más avant garde.

Este cambio de consideración en el panorama cultural y la ampliación y diversificación de la oferta de ocio de Málaga y su capital se ven apuntalados de manera importante por las nuevas apuestas que importantes entidades afines al ámbito artístico figurativo están realizando o proyectan realizar en un futuro inmediato. A pesar de no haber conseguido la capitalidad cultural para 2016, Málaga ha sabido posicionarse de manera prominente en la carrera para conseguirlo, quedando ubicada en una  situación mucho más atractiva como destino que combina ocio y cultura, ahora de manera mucho más equilibrada.

La Apertura de una sede del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo en el edificio de la antigua Tabacalera, unida a la inuguración del Museo de Málaga en el Edificio de la Aduana y a la anunciada introducción de la primera colección de arte moderno y contemporáneo del centro de Pompidou fuera de París, hacen que se amplíe notablemente la ya reforzada oferta cultural de la capital malagueña. Recordemos que el museo Picasso, inaugurado hace poco más de diez años se vio acompañado hace poco por el Museo Carmen Thyssen, que comenzó su andadura en 2011.

Este resurgimiento cultural de Málaga la ha transformado completamente. Y no sólo por un evidente embellecimiento de la ciudad, sino por la actividad y labor educativa que estas instituciones museísticas y centros asociados están realizando. Se están organizando talleres para niños, visitas especiales y tours especializados, etc.

El Diseño Gráfico en un entorno propicio.

El Año de los Museos es un reclamo a la vez que un pretexto que exige y anima a que Málaga en su conjunto esté a la altura, estéticamente hablando, de las circunstancias. Un entorno adecuado, visualmente atractivo y con presencia, se hace imprescindible en una ciudad en la que crece la competencia y el valor añadido ha de pasar necesariamente por la construcción de una identidad corporativa solvente amparada en diseños gráficos actualizados y bien incardinados en el panorama empresarial moderno.

Una imagen atractiva y en consonancia con las últimas tendencias de diseño, además de acorde a la exigencia intrínseca de una sociedad moderna, se antoja consecuencia lógica de el empuje cultural propiciado por las últimas novedades encontradas en la capital malagueña. El universo del diseño gráfico tiene una ardua pero apasionante tarea que debe seguir siendo considerada por las  corporaciones y asumida por los estudios especializados en el mismo. Debe aprovecharse la pluralidad de corrientes que una ciudad como Málaga, visitada por cientos de miles de potenciales clientes y consumidores, presenta de manera sistemática.

El diseñador gráfico crea, pero no necesariamente ex hihilo, de la nada, sino que tiene la función de tomar las ideas verbales de los clientes y desarrollarlas de manera creativa, plasmarla gráficamente, para captar y reflejar la información y los sentimientos y emociones que se quieren mostrar. Se trata de crear los elementos visuales de los diferentes tipos de medios disponibles en la actualidad. Capacidad de análisis y síntesis, partiendo de ideas claras, el diseñador gráfico selecciona el material, escoge el medio y los integra técnicamente. El diseño gráfico implica flexibilidad y capacidad de adaptación a entornos cada vez más cambiantes y exigentes, procurando ventajas competitivas. Asimismo, el creativo debe hacer gala de una mínima sensibilidad visual, así como buscar equilibrio entre lo bello y lo neutro, lo esencial y lo prescindible, lo atractivo y lo cotidiano.

Un diseño adecuado comporta dominar los aspectos formales y tecnológicos para optimizar los procesos de elaboración, presentación y documentación. Lanzar proyectos innovadores de diseño gráfico en los diversos campos :empresarial, comercial, publicitario…

El desarrollo de trabajos que impliquen el diseño gráfico en mayor o menor medida se erige en herramienta a tener en consideración de manera preponderante en un entorno en el que una ventaja competitiva basada en una fuerte identidad corporativa continúa siendo fundamental. Es tarea del diseño gráfico construir estas ventajas en base a la observación y la creación al servicio de aumentar el valor añadido que aporta el intangible sello de un diseño bien ejecutado. Una ciudad como Málaga, en una coyuntura favorable, ofrece un campo bien abonado para nuestra profesión.

 



Abrir chat